El partido entre River y Central Norte por la Copa Argentina, que se jugará este domingo, será un verdadero duelo entre opuestos, no sólo por la diferencia entre un club y otro sino también por el estilo de vida de los jugadores. Un claro ejemplo es Flavio “Batería” Guanca, mediocampista del conjunto salteño: Yo trabajo por la noche mientras Ponzio duerme en Estados Unidos”.

Un llamado telefónico cambió para siempre la carrera de Flavio Guanca. A sus 31 años, y luego de un extenso recorrido por el fútbol de Salta, el mediocampista tendrá la oportunidad de su vida: jugará 90 minutos ante River, el club de sus amores, por la Copa Argentina.

Una chance única que le llegó de forma inesperada y que alteró su cargada rutina semanal: desde fines de junio se entrena con Central Norte. Empezó a cuidar su físico y su alimentación, y hasta necesitó ayuda para coordinar horarios con sus colegas en la fábrica de artículos de limpieza donde trabaja de operario y consigue su principal ingreso económico, mientras estudia electromecánica del automotor. El viernes, cuando el plantel ya esté en Santa Fe, un compañero fanático del club salteño lo cubrirá para que pueda jugar.

“Entreno por la mañana, descanso a la tarde y trabajo de lunes a viernes de 22 a 6, por lo que a la noche normalmente no duermo mucho, a menos que cambie mi turno de 14 a 22. Esta vez tuve que hablar con mis compañeros de laburo para poder viajar: uno de ellos, hincha de Central Norte, va a trabajar a cuenta mía; pero el lunes a la noche ya vuelvo. Después, arreglaré esas horas con el supervisor; no obstante, ellos siempre me apoyaron. Hace ocho años trabajo en la fábrica y en estos últimos días busqué no esforzarme tanto”, cuenta Guanca.

“Soy hincha de River de toda la vida y mi ídolo es Ponzio. Mi familia ya me está preguntando sobre ese momento… cuando me lo cruce o cuando tenga que ir a trabar; pero yo estoy tranquilo, lo voy a tomar como un partido más de once contra once, como debe ser”. 

Comenta con Facebook