Lionel Messi no ha conseguido triunfar en selección mayor con la camiseta de Argentina, y entonces la comparación con Diego Maradona se hace casi inevitable.

Estos dos grandes futbolistas de la historia argentina han sido, son y serán comparados por el resto de nuestros días. Existe disparidad de opiniones a la hora de decantarse por uno de los dos, ya que estamos hablando de leyendas.

Ambos han disputado el Mundial en cuatro ocasiones. Messi ha estado presente en Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, mientras que Maradona portó la elástica albiceleste en España 1982, México 1986, Italia 1990 y Estados Unidos 1994. El Pelusa alcanzó la final en los dos intermedios, ganando en el país mexicano y quedando sub-campeón en su tercera participación, mientras que la Pulga perdió el partido por el título en la tierra de Pelé.

El cómputo de partidos ganados está igualado en 12, aunque el actual jugador del Barcelona ha participado en 19, contra los 21 del actual presidente y director deportivo del Dinamo Brest bielorruso. Esta escueta diferencia de contiendas disputadas contrasta con los minutos, donde Maradona gana a Messi por 1917 a 1624, teniendo unos promedios de 91′ 17” y 85′ 28”, respectivamente.

Ambos repiten sus estadísticas de goles y asistencias, con 8 en ambos apartados para el de Lanús y 6 para el de Rosario. Sin embargo, el primero fue más decisivo en las fases finales, donde anotó 4 tantos, todos ellos en México 1986, concentrados en dos dobletes: uno en cuartos de final ante Inglaterra (2-1) y otro en semifinales contra Bélgica (2-0); los dos tantos ante los ingleses son los más recordados de Diego: el Gol del Siglo y la Mano de Dios. Por su parte, Messi nunca ha marcado una vez superada la fase de grupos con Argentina.

 

Comenta con Facebook