La víctima fue Felipe De la Riva, actual técnico de Villa Dálmine, quien sufrió un intento de robo en Bella Vista (provincia de Buenos Aires) mientras manejaba su vehículo. El experimentado DT fue acorralado por seis delincuentes, se resistió y, aunque fue golpeado y llevado de urgencia al hospital, afortunadamente quedó fuera de peligro.

Tras lo sucedido, De la Riva diálogo con el programa Solo Ascenso y contó sobre el suceso: “Fue un momento de mierda, pensé que me mataban. Me rompieron todo el auto, me robaron la billetera… Pero por suerte estoy bien, dolorido por los cinco puntos de sutura, pero bien”, admitió.

Cabe recordar que el club de Campana disputó el último Reducido en la B Nacional para ascender a la máxima categoría, pero cayó en los cuartos de final en un emotivo partido que terminó 3-3 ante San Martín de Tucumán, club que finalmente terminó retornando a Primera y que volverá a vivir el clásico ante Atlético.

Comenta con Facebook